sábado, 6 de diciembre de 2014

Morir


Con la muerte me está pasando algo: cada día la quiero más lejos. Y mi vida sigue creciendo con miles de brazos que sujetan tantas cosas que no quiero soltar. Y sigo yendo a ella, como todos... y todo habré de soltar.  

Rara máquina de hacer y guardar recuerdos... y somos recuerdos. Y ellos, envoltura de lo que somos.

... y quiero una ausencia de bordes afilados. Sin pulir. Y que cada uno de los que me sobreviva vea qué coño hace con ellos.

No, no me quiero morir todavía. Quiero ver nietos. Ver las canas de cada uno de mis cuatro hijos.

Allá, adelante, termina todo. 




Hoy no.


No hay comentarios:

Publicar un comentario